dimecres, 27 de febrer de 2013

TRÍDUO, PREGÓN, JUBILEO

QUEREMOS RECORDAR DESDE AQUÍ A QUIENES VISITAIS ESTE BLOG QUE VAN A DAR COMIENZO LOS ACTOS RELIGIOSOS DE NUESTRA SEMANA SANTA 2.013:

EL DÍA 1 DE MARZO, A LAS 18'30 HORAS, EN LA IGLESIA DE ST. FRANCESC COMENZARÁ EL EJERCICIO DEL TRÍDUO A NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO, CELEBRÁNDOSE LA SANTA MISA CON INTENCIONES PROPIAS A LAS 19 HORAS. LOS DÍAS 2 Y 3, MEDIA HORA MÁS TARDE.

EL MISMO DÍA 1, A LAS 20'15 HORAS, EN LA ANTIGUA IGLESIA DE ST. DOMÈNECH, SE PRONUNCIARÁ EL PREGÓN SOLEMNE DE LA SEMANA SANTA DE XÀTIVA, QUE CORRERÁ A CARGO DEL CATEDRÁTICO DE DERECHO ECLESIÁSTICO DON REMIGIO BENEYTO BERENGUER, DE CUYO AMPLIO CURRICULO YA DIMOS CUENTA EN ETRADA ANTERIOR. LE PRESENTARÁ DON  MANUEL SOLER ESPÍ, ABAD QUE FUE DE LA COLEGIATA.

EL DÍA 3, DOMINGO, A LAS 11'45 HORAS, SERÁ LA JORNADA DE PEREGRINACIÓN A LA IGLESIA COLEGIAL DE LAS COFRADÍAS DE SEMANA SANTA QUE INTEGRAN LA HERMANDAD,  DONDE SE CELEBRARÁ LA EUCARISTÍA.

QUISIÉRAMOS REITERAR NUESTRA INVITACIÓN A PARTICIPAR EN DICHOS ACTOS, EN PARTICULAR, A LOS HERMANOS PORTADORES Y COFRADES DE JESÚS NAZARENO, PERO, EN GENERAL, TAMBIÉN A TODOS CUANTOS NOS LEÉIS, PUESTO QUE CONSIDERAMOS LA IMPORTANCIA DE LO ANUNCIADO.

HACEMOS HINCAPIÉ EN LA RELEVANCIA DEL PREGÓN. 

CONOCEMOS A D. REMIGIO, A QUIEN LE UNE UNA GRAN AMISTAD CON D. MANUEL SOLER, Y SABEMOS QUE VAMOS A ESCUCHAR UNA LLAMADA A LA SEMANA SANTA QUE NO NOS DEJARÁ INDIFERENTES.

dimecres, 20 de febrer de 2013

MATER MEA





EL CONCIERTO DE 16 DE FEBRERO DE 2.013

            Organizado por la Sociedad Musical La Primitiva Setabense, por la Sociedad Musical La Nova de Xàtiva y por la Hermandad de Cofradías de la Semana Santa de esta ciudad, con el patrocinio de Excmo. Ayuntamiento, se celebró el II Concierto de Marchas Procesionales, con la finalidad de allegar fondos con destino a distintas  asociaciones benéficas.
            Esta crónica no va a ir más allá de mi propia apreciación de aficionado a la música y cofrade ejerciente, sin pretensiones de crítico musical, función para la que me confieso manifiestamente incapaz.
I

            Comenzaré por el final. D. Francisco Moral Ferri, Director del Conservatorio de Música de Xàtiva, fue invitado a dirigir el fantástico grupo instrumental integrado por los músicos de La Vella  y de La Nova, nuestras dos bandas sinfónicas más que centenarias, rúbrica del concierto de que hablamos.
            Tras la lectura de una emotiva cuartilla con palabras de recuerdo para su padre, músico que fue de La Nova, y de agradecimiento por tan excepcional ocasión como la que se le brindaba, tomó la batuta para que aquel grandioso elenco nos hiciera gozar e incluso emocionarnos con las dos obras elegidas, ambas de firme arraigo en el acompañamiento de nuestras procesiones: Mater Mea y Mektub.
            Dos estampas a cuál más expresiva. Nada en común, salvo que las dos están inspiradas en la Pasión del Señor y fueron escritas para banda. Sus autores: Ricardo Dorado y Mariano San Miguel, respectivamente.
            Como digo, esta es puramente una apreciación personal, probablemente equivocada, pero reflejo de mi propio sentimiento. A mí, Mater Mea me sugiere el clamor esperanzado que se eleva hacia La Madre por quien siéndolo todo se ha rebajado hasta la nada; por quien, desnudo y martirizado, no espera otra cosa que ser acogido en el regazo de María –Mater Dolorosa- como al nacer; El inocente entre los inocentes confía en el amor de su abrazo, de ese abrazo infinito que alcanza a la humanidad entera: Madre, ahí tienes a tu hijo… ¡Mater mea! Expresivo canto, desgarrado en ocasiones, suplicante siempre, vibrante hasta la última nota…
            Y el contraste: Estaba escrito. Mektub, inspiradísima obra del citado músico vasco. Es una marcha ésta irrenunciable en las representaciones procesionales de nuestra Semana Santa, por solemne y majestuosa, porque es una llamada a la contemplación del Crucificado: estaba escrito… y se entregó por nosotros hasta la muerte y una muerte de cruz…Y eso emociona, y esa emoción se siente cuando acompañas la imagen de Cristo, atado a la columna y flagelado en el lithostrotos, bajo el peso de la cruz o clavado a ella: Cristo de la Palma, historia viva en nuestras manos; o en el calvario: stabat mater dolorosa… Jesús muerto, su Madre, el discípulo amado y María, la de Magdala… ¡Ah, Señor nuestro de la Buena Muerte! O Jesús trasladado hasta el sepulcro. Y escuchando aquella música no puedes evitar el recuerdo de aquel terrible lamento: Pueblo mío ¿qué te he hecho? ¿En qué te he ofendido? ¡Respóndeme…! Los sentimientos a flor de piel, cuando las notas se desvanecen como se va desvaneciendo la vida de quien es La Vida…
            Y, de pronto, húmedos los ojos, el estruendo de los aplausos; de los merecidos aplausos por una magistral interpretación.

II

          En la primera parte, cada una de las bandas nos deleitó con cinco marchas.
          La Vella, nos ofreció para abrir boca una composición del recordado Lamote de Grignon: Santa María del Ripoll. Sabia elección de una marcha que, como casi todas las del concierto nos era desconocida, pero que nos preparó, por su sencillez y su solemnidad para seguir escuchando atentos lo que fue un hermoso repertorio; sin estridencia alguna, transmitía serenidad e invitaba al recogimiento. Después, el Corpus Christi, de Giner, nos quiso introducir en una solemnidad con cierto aire, muy respetuoso, eso sí, pero algo más festivo y el preceptivo himno final a cargo de unas acertadísimas trompetas. “La número tres” es una marcha interpretada frecuentemente por La Vella; la recordamos perfectamente. Es hermosa y también solemne esta composición del teósofo (que no filósofo, como rezaba el prospecto) Atilio Bruschetti y Mariotti, aquel italiano enraizado en nuestra ciudad, de quien deben conservarse otras dos marchas, que, sin embargo, no se tocan; yo, al menos, no lo recuerdo ¿Se han perdido las partituras? Tal vez nuestro buen amigo Paco Perales, con su reconocida experiencia y conocimientos, pudiera darnos más datos. La número tres invita al acompañamiento de la imagen de Jesús en el camino del calvario o de la Virgen Dolorosa; a mí, al menos, me transmite ese sentimiento.
           Desconocía las otras dos marchas que cerraron la actuación de La Primitiva. Ambas resultaron del agrado del público, tanto la del enguerino Taverner: “Súplica”, como la andalucísima “Amargura”, con honores de himno, según se informa en el programa.
            Excelente.
          Y pasamos al turno de La Nova, también con la presentación de cinco marchas que yo jamás había escuchado, pero que no son nada despreciables, a la hora de asumirlas para enriquecer nuestro patrimonio local-tradicional. Así lo pienso.
            “A la memoria de mi padre” abrió esta secuencia. Me pareció un precioso, emotivo y vibrante obsequio de su autor, Manuel Font. Y me sorprendí muy gratamente al escuchar la marcha “Nazareno”, de Rafael Sanz Mayor, músico que fue de La Nova y profesor de su escuela. De este autor se interpreta habitualmente otra composición: “Cristo del Cachorro”, dedicada en su día a esta Cofradía de nuestra ciudad y que precisamente se estrenó el 28 de Marzo de 1.999, como ya he comentado en alguna otra crónica, el día en que la imagen de Jesús Nazareno entró en mi casa, al haberme correspondido el turno de clavario. “Nazareno” nos confirma el buen hacer de su autor. Hermosa partitura, sin estridencias, también de sencilla solemnidad, que nos trasportó hasta aquella Vía Dolorosa, cuando piadosas manos de mujer enjugaron el rostro de Jesús y trataron de aliviar aquel calvario. Buen regalo para nuestro repertorio.
           También fue grato escuchar el “Hosanna in excelsis” de Oscar Valero, y el “Getsemaní”, de Dorado, el mismo que escribiera Mater Mea. Al escuchar esta última marcha, nos vimos transportados hasta aquel monte, recordando aquel momento tremendo, prólogo de la pasión, y a Jesús en oración: Padre, si es posible, haz que pase de mí este cáliz; pero no se haga mi voluntad sino la tuya. Jesús abandonado a su propia suerte, solo y sin consuelo, llorando lágrimas de sangre… dormidos de cansancio como estaban los discípulos.
             Largos aplausos a ambas bandas al final de sus respectivas intervenciones.
           Y hasta aquí la crónica de la parte musical del acto que, en realidad, da salida a los que van a conformar la Semana Santa de 2.013.
            Estamos ya a las puertas del Pregón Solemne.
            El próximo día 1 de Marzo, a las 20’15 h. en St. Domènech.
          Espero poder reseñar en este blog cuanto vaya sucediendo y que ustedes se animen a introducir algún comentario.
           Con mi cordial saludo, Miguel Mira


dissabte, 9 de febrer de 2013

UN AVISO

  La Hermandad de Cofradías de la Semana Santa, con la anuencia del Sr. Abad de la Colegiata, su consiliario, nos anuncia que el próximo día 3 de Marzo, domingo, a las 11'45 h., las cofradías, congregaciones y hermandades asociadas a dicha institución, de forma colectiva, podrán ganar el jubileo con motivo del Año Santo que se está celebrando con motivo del 600 Aniversario de la Iglesia Colegial de  nuestra ciudad. A dicha hora se celebrará la eucaristía para los peregrinos.
   Desde aquí lo publicamos para que quienes nos leéis, si os es posible, os adhirais a la iniciativa y podamos participar en la solemnidad y lucrar las indulgencias que por ello se conceden.

diumenge, 3 de febrer de 2013

SANT BLAI GLORIOS


HOY ES SAN BLAS


   Acostumbrado como estoy a hablarles de asuntos relacionados con la Semana Santa, tal vez ustedes se preguntarán el por qué del título de esta entrada a nuestro blog, visto que nada tiene que ver el Santo Obispo Mártir, protector de nuestras gargantas, con nuestra Semana Santa, a no ser que consideremos -como así es- que San Blas fue testigo de Cristo, y ese testimonio, el testimonio de los mártires, siempre nos conduce a reflexionar sobre El Mártir: sobre Jesús, que entregó su vida por nosotros hasta la muerte, y una muerte de cruz. Pero no es hoy mi intención profundizar en estas reflexiones. Mas bien se trata de otro tipo de comentario el que pretendo ofrecer.
   En efecto, desde hace ya varios años, por motivos que no vienen al caso, mi esposa y yo solemos asistir a la misa dominical (el sábado, el domingo o ambos días) a la Parroquia de los Santos Juanes. De un tiempo a esta parte, vengo observando un significativo cambio en el ambiente, sobre todo en la misa de los sábados. Aparte de la entusiasta actuación del coro parroquial, ya veterano (aunque no viejo), perfecto animador de las celebraciones, la asistencia a la eucaristía de la gente menuda (primera comunión, postcomunión, juniors..., con sus catequistas y educadores, y bastantes padres) consigue borrar el efecto de un templo medio lleno ante una iglesia generalmente a rebosar. La misa se hace bastante participativa; ayudan en el altar monaguillos: chicos y chicas; y si los más pequeños, como suele ser inevitable, enredan..., pue no pasa absolutamente nada. Según un conocido sacerdote, ya fallecido, los niños no saben participar de otro modo en las alabanzas al Señor.
   Pues bien, en ese contexto, ayer, día de la Presentación del Señor, día que conocemos como de La Candelaria, y hoy, día de San Blas, he participado en ambas misas. No es que ambas celebraciones se salieran de lo normal, dentro de ese ambiente quasi familiar, cordial y participativo; es que, a pesar de ser uno ya un tanto mayor, descubre y se sorprende ante costumbres que no conocía. Así, el día de la Candelaria, bendición de candelas; el día de San Blas, bendición de rollitos de pan con semillas de anís. Aquellas, símbolo de la Luz de Cristo, para encenderlas (según es costumbre) cuanto se desata la tormenta; éstos para comerlos, previo rezo del Padrenuestro, pidiendo la salud de nuestra garganta. Pero hoy hemos visto cómo junto a los panecillos (un buen número de bolsas y cestos bien adornados) algunos fieles han presentado cestas o bolsas con manzanas... ¿Manzanas? ¿Por qué manzanas? Pues bien, logicamente, hemos tratado de satisfacer la curiosidad y hemos preguntado a la persona que teníamos más próxima: ¿Per que, pomes? Respuesta: Jo no sé mes que hi ha que menajarles el dia que em diu la senyora E... Y nos fuimos a preguntarle a ésta. Respuesta: les pomes beneides es menjen per a previndre la malaltía del còr, i s'han de menjar el dia de l'Encarnacio, es a dir, el 25 de Març...
    La verdad, no sé qué cara habremos puesto ante tal revelación que, al recoger nuestros rollitos, en la bolsa nos hemos encontrado con que algunas buenas mujeres ¡nos habían puesto unas manzanas! Cuál no habrá sido nuestra garatitud ante tan sencillo gesto; gesto que, al cabo, no es sino muestra de aquella familiaridad de que les hablaba.Y uno se siente en su casa.
    Rezaremos a San Blas per que ens lliure del mal de gola; lo haremos también por las gargantas de aquella gente tan sencillamente buena; y asimismo para que interceda por las de todos nosotros. Y, por supuesto, el día de la Encarnación le rezaremos a la Virgen Nuestra Señora per a que ens lliure dels mals del còr.
    De tot còr, vos estima Miguel Mira.