dimarts, 8 de juliol de 2014

CUANDO UN AMIGO SE VA...

D. EMILIO PASCUAL BELLVER tomó posesión de su cargo de Hermano Mayor Honorario de la Hermandad de Portadores de Nuestro Padre Jesús Nazareno, en días previos a la Semana Santa de 2.011, sucediendo a D. Mario Mollá García. Y nos recibió en su casa con evidente alegría, acompañado de su esposa y de sus hijos, también portadores. Departimos cordialmente durante un buen rato y lo que podría interpretarse como una formalidad, resultó ser un acto familiar, emotivo y gratificante.
Por su edad, D. Emilio no podía acompañarnos en nuestros actos; sin embargo, por su hija Elena, como clavariesa, se vistió nuestro hábito y comenzó a ejercer por el honor de su cargo. Fue aquél un tramo corto de la procesión de traslado, pero muy de agradecer. 
Y Emilio se ha ido. Él era el último de una generación de portadores veteranos, que da paso a otros hermanos que ya vamos alcanzando edad, pero que no conocimos aquella primera época del restablecimiento de antiguas costumbres durante la postguerra. Hoy diremos Adiós al hermano portador Emilio Pascual Bellver; pero queda viva su memoria, porque está bien representado. Sus hijos Elena y Emilio y sus nietos de la saga Mora Pascual y Pascual Guaita mantienen la ilusión por la hermandad que nos une, activamente.
Sea este nuestro modesto homenaje al Hermano Mayor Honorario D. Emilio Pascual Bellver. Sin duda, está ya disfrutando de aquellas fuentes tranquilas donde reparar fuerzas, con el sosiego de saberse amparado por la vara y el cayado del Buen Pastor, como nos recuerda el salmista.
Descanse en paz.
Con mi saludo, MIGUEL MIRA