divendres, 10 d’abril de 2015



LA PASCUA

         El domingo, 5 de Abril, a las diez menos cuarto, cuando me dirigía a la Iglesia de Ntra. Sra. del Carmen, escasamente me crucé con tres o cuatro personas por la calle… Apenas circulaban coches, por lo que más bien parecía un Jueves Santo de los de mi niñez con tanto silencio que un Domingo de Resurrección. Claro es que al llegar al Carmen, con todo ya preparado para iniciar la procesión, la calle estaba más animada; pero no crean: tampoco era para echar cohetes.
         No sé, la verdad. Creada esta cofradía de Jesús Resucitado y María Inmaculada, con el fin de que el mayor Misterio de nuestra fe tuviera su fiesta externa, la respuesta de esta población es más bien fría. La asistencia a los pasos es discreta; pero el recorrido se hace en solitario; tan solo al llegar al lugar del “encuentro” se concentra un grupo de gente a la que incluso hay que alentar por megafonía para que cante. Menos mal que sí que suenan las campanillas que vienen a alegrar la Mañana por excelencia junto con la suelta de palomas y el disparo de confetis… 
Decía D. Remigio Beneyto en su pregón de 2.013:
“Pueblo de xàtiva: vive en Cristo resucitado porque él es nuestra esperanza…”
Sin embargo, si bien es cierto que todavía muchos recuerdan y celebran la Pascua en la Vigilia del Sábado de Gloria, la gran mayoría (incluso muchos de los citados) está esperando la pascua del panquemao, campo o playa. Lo de la procesión del domingo es una novedad; está bien que se haga, pero…
Es cierto que históricamente en nuestra ciudad Semana Santa, en el ámbito de la religiosidad popular, terminaba el sábado. El ensanchar este límite ha quedado prácticamente ceñido al ámbito parroquial del Carmen. Cierto que no faltan algunas personas de otras parroquias y cierto que asiste la Hermandad de Cofradías; pero no veo ni el entusiasmo ni la alegría que sería, a mi parecer, consecuente con nuestra fe.
         Me agradaría sinceramente estar equivocado.

dissabte, 4 d’abril de 2015

ERAM



ERAM



 Comenzaré por manifestar mi decisión de no publicar crónica alguna de Jueves y Viernes Santo, en lo atinente a la Hermandad de Portadores.

         Pero no puedo callar algo que considero de suma importancia por la categoría del evento y por el impagable servicio prestado a la Hermandad de Portadores y, en definitiva, a la Procesión General del Santo Entierro 2.015, por ocho cantantes y un fagot  que, invitados por nuestro hermano portador Francisco Perales Ferre, ofrecieron a lo largo de nuestro recorrido del Viernes Santo la versión completa del motete “Eram”, tradicionalmente cantado cuando procesiona el Nazareno durante la penitencia del Jueves Santo.

         Sin embargo, estoy halando del Viernes…

         Fue un obsequio impagable de estos profesionales con voces privilegiadas, que en su quehacer diario son dirigidos por el propio maestro Perales Ferre. Item más: la idea de Paco de conseguir cantarlo el Viernes, en principio fue pensando en  establecer unos cuantos puntos fijos de intervención en lugares emplemáticos, como se hace con La Soledad el Miércoles. Sin embargo, espontáneamente, los mismos cantantes quisieron participar en la procesión tal y como se hace el Jueves Santo. Podrán comprender la satisfacción de la Junta, primero por la tremenda ilusión e interés de Paco por ofrecernos una versión completa del motete (de ordinario, solo se cantan fragmentos); y de otra, la disponibilidad del octeto y su desinteresada colaboración.

         Sinceramente, les digo que cuando llegué a la Colegiata ayer por la tarde, este coro estaba ensayando y ya me puso los vellos de punta. Después, a  la salida, dentro de La Seo, se ofreció a N. P. Jesús Nazareno el magistral canto y espeluznante letra: “mitamus lignus in panem eius…”

         Luego, frente al Convento de Consolación, donde al comenzar el canto, calló hasta la campana de los penitentes de la Santísima Cruz, en respetuoso silencio, el numeroso público allí congregado y las hermanas dominicas quedaron entre sorprendidos y encantados por tal  actuación; y, desde allí, siguieron nuestro caminar hasta llegar a la casa de los Sres. Conejero Masip: se retiraron y ya acudieron de nuevo a al Colegiata. La misma sorpresa que vimos en Consolación, se detectaba en casa punto donde se paraba el coro a cantar. Y en la Seo, la rúbrica mereció un aplauso que tuvimos que reprimir por el día y por el lugar.

         No sé si se repetirá, pero lo mismo Paco Perales que sus cantantes (y el fagotista, por supuesto) merecen ser nombrados Portadores Honoríficos de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

         Aparte, personalmente, quiero invitar a nuestro hermano Francisco Perales, Director del Coro de la Generalitat de Valencia, a que, si quiere y puede, nos resuma el significado de este motete con la traducción de su letra y referencias bíblicas. Cuando pueda y cuando quiera.

         Decir gracias es quedarnos cortos.

         Estamos de enhorabuena y nos quedaremos con la duda de si este excepcional Viernes Santo se volverá repetir.



**

La mañana



         Amaneció espléndido este Viernes Santo y, como cada año, a las ocho horas, dio comienzo la procesión de La Camilla. Es habitual y esta vez no fue menor la numerosísima participación de gente con su ramillete de claveles, cofrades de todas las asociaciones de nuestra Semana Santa con sus vestas; y hay que decir que mejoró ostensiblemente la organización. A pesar de las múltiples mesas de parada para el tradicional perfume de la imagen, que se multiplican cada año, no hubo interrupciones significativas y a las once en punto entrábamos en la Pl. de la Sèo. El desfile de los cofrades de La Camilla, impecable. Las niñas con su vestido de Comunión,  numerosas ¡Qué gozada ver esos ángeles tirando de su cinta blanca hasta depositar a Jesús en el Sepulcro!

         ¡Enhorabuena!



**

La tarde

        

Se consiguió mejorar la coordinación, hasta el punto de que, salvo dos interrupciones significativas, prácticamente hasta la Plaza de St. Jaume, no hub cortes. Ahí sí; ahí nos rompimos por donde se suele. Pero, en fin, ya era el último tramo, en uno de los lados del triángulo de las particulares Bermudas setabenses: Pl. de la Bassa, Pl. de St. Jaume, Pl. Españoleto. Dicho sea con todo respeto y en aras al buen humor, parece que exista un maleficio en ese triángulo.

         Vi mucha gente en la calle. Como siempre, disminuye el número precisamente en aquel triángulo hasta llegar a la Colegiata en donde la expectación es, principalmente para el Cachorro.

         Repito: salvo aquellas dos incidencias, la procesión fue bastante fluida y se acabó a hora razonable. Gracias, pues, señores coordinadores. Y, por supuesto, enhorabuena a D. Antonio Escudero, presidente de la Hermandad de Cofradías, a quien pude darle un abrazo, reconociendo su entrega y su trabajo.

         Y el Domingo, Encuentro Glorioso.

         Con mis saludos, M. Mira.

dijous, 2 d’abril de 2015

LES CORTESÍES



LES CORTESÍES



Día espléndido y noche apacible, los del Miércoles Santo de 2.015.

Como cofrade de la Purísima Sangre, acompañé, como desde ya hace muchos años, a Nuestra Señora de la soledad, lo que no obsta a que pueda reseñar la buena participación tanto de fieles sin vesta como de congregantes del Santísimo Ecce Homo en el desfile procesional de esta imagen; así me lo relata nuestro amigo Paco Perales. Me refiere el silencio que se observó y la participación de un buen número de gente joven incluso en la llevanza de las andas. Asimismo, muestra su satisfacción con la actuación de la banda de la Música Nova que turnaba. Igualmente –y aquí un leve atisbo crítico- me da su parecer, con el que coincido, respecto a la duración del protocolo de les cortesíes, dada la intervención del coro y armats y saludos de los pendones; pero también coincidimos en que es inevitable.

Por mi parte, señalar que fue muy numeroso el acompañamiento a la Virgen. Muchos devotos sin vesta y muchísima participación de cofrades, con mayoría de mujeres. El motete “Qui comparabo te…” se oyó en distintas partes del itinerario, cantado por el Còr Polifònic. No puedo decir lo mismo que me comenta el amigo Perales del silencio. No haré más comentario al respecto. Como novedad, reseñar que hacía muchos años que el Clavario de la Purísima Sangre no vestía de chaqué, y esta vez lo hizo. Como es habitual, una gozada oir las marchas procesionales, en este caso interpretadas por La Vella.

Solemnidad de El Encuentro. Ecce Homo y Soledad de la Virgen, secular costumbre heredada de aquellas antiquísimas procesiones en que se trasladaban las imágenes a la Iglesia de San Francisco para hacer estación. Como saben, no se trataba entonces de rememorar la cuarta estación del Vía Crucis; se trataba de la coincidencia de día y hora en aquellos traslados, de que nos habla la historiografía de nuestra Semana Santa, lo que  no es óbice para que se siga esta tradición año tras año y que despierte el interés de la gran cantidad de espectadores que esperaban el paso de María y de  su Hijo, Nuestro Señor, tanto en Mercat como en Barreres. Y ojalá que siempre nos acordemos de  dirigirles una oración, aunque sea con una mirada, que seguramente La Madre nos devolverá llena de gracia y de misericordia.

Un año más, M. Mira

dimecres, 1 d’abril de 2015

MARTES SANTO



MARTES SANTO



         Procesión de penitencia de la Cofradía de Jesús de la Buena Muerte y Nuestra Señora de la Esperanza.

         Gran respuesta de devotos sin vesta; no tanta de cofrades, pero con el orden y concierto de que hacen gala desde unos años a esta parte.

         El acto se desarrolló con toda normalidad y respeto, sin que pueda relatar ninguna novedad que me llamara la atención. Eso sí: destacar que prácticamente no hubo detenciones en la marcha, por lo que el desfile resultó breve, y la magnífica actuación de la banda de la Música Vella.

         Y mañana Les Cortesíes.

Un cordial saludo, M. Mira