divendres, 25 de novembre de 2016

NUESTRA ENHORABUENA



PACO PERALES

            Francisco Perales Ferre es en la actualidad Vicesecretario de la Junta Directiva de la Hermandad de Portadores de Nuestro Padre Jesús Nazareno, cargo para el que fue nombrado en la Asamblea General de esta asociación, celebrada el pasado mes de Octubre. La verdad es que desde ya hace muchos meses ha venido colaborando en las tareas de la secretaría, como sigue haciéndolo, por cuya colaboración, personalmente, como secretario,  nunca le estaré bastante agradecido. Pero, dicho esto, la verdad es que esta no es mas que una breve introducción para una merecidísima y especial laudatio.
            Paco Perales es un hombre sencillo, afable y cordial en el trato, servicial, trabajador nato, buen conversador, de fácil empatía y leal amigo, entre otras muchas cualidades.
            Paco Perales es músico por vocación, y a la música ha dedicado y dedica su vida desde hace muchos años, y le avala su intachable y rico currículo. Vinculado desde su infancia a la Música Vella de su Xàtiva entrañablemente amada, su intachable trayectoria profesional como director de distintas agrupaciones musicales y su denodado esfuerzo en ampliar sus conocimientos mediante  el estudio continuado e incansable  de ese  humano privilegio  que es La Música,  le situó al frene del Coro de la Generalitat, prestigioso en el mundo y prestigiado por su director.
            Y todo ello  bajo el signo indeleble de su irrenunciable fidelidad, por convicción íntima y sentida, por el don de la fe en Cristo y la firme adhesión a su Iglesia, fidelidad indeleble, digo, a la figura del Redentor en el lithostrotos  (Ecce Homo; Jn. 19, 5 (*)), o camino del Calvario (nuestro Nazareno: Jn. 19, 17); y por el amor también a nuestra Madre de la Seo.
            Entre sus cualidades no mencionadas, es notable el poco afán de notoriedad; por ello sé que Paco Perales me reñirá por esta laudatoria página; pero no puedo ocultar la satisfacción   y el orgullo de contar con la amistad y el hermanamiento ante Jesús Nazareno de quien, por innegables méritos propios, ha logrado el público reconocimiento de su valía, al ser elegido como miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de  San Carlos, de Valencia.
            La verdad es que ya hace días que nos había comunicado este hecho; pero como no tomará posesión del cargo de académico hasta dentro de unos meses, nos pidió que no lo comentáramos todavía; pero siendo así que la noticia ya ha sido publicada en la prensa diaria, no me resisto a dejar constancia en nuestro blog de la alegría, del orgullo y la satisfacción de ver reconocidos en la persona de un hermano portador sus valores humanos, su prestigio profesional y su bonhomía.
            Querido hermano en Cristo: recibe mi más cordial enhorabuena y, por supuesto, la de todos los hermanos portadores de Jesús Nazareno, de quienes hago aquí de portavoz por expresa decisión de la Junta Directiva.
            Con un fuere abrazo, recibe de cuantos parabienes fuere posible transmitir,  tantos cuantos mereces.
            Ex abundantia cordis os loquitur
            Miguel Mira Manzanaro

------------------
(-) Jn.  19, 5: Y salió Jesús afuera, llevando la corona de espinas y el manto color púrpura. Pilato les dijo: “He aquí al hombre”…

dimecres, 2 de novembre de 2016

LAS BiENAVENTURANZAS DEL PAPA FRANCISCO

Ayer, en Suecia, en la Misa que celebró el Papa, pronunció una homilía que, como siempre, no tiene desperdicio. No me resisto a transcribir la última parte de esa homikía:


Las bienaventuranzas son de alguna manera el carné de identidad del cristiano, que lo identifica como seguidor de Jesús. Estamos llamados a ser bienaventurados, seguidores de Jesús, afrontando los dolores y angustias de nuestra época con el espíritu y el amor de Jesús. Así, podríamos señalar nuevas situaciones para vivirlas con el espíritu renovado y siempre actual:
  • Bienaventurados los que soportan con fe los males que otros les infligen y perdonan de corazón; 
  • Bienaventurados los que miran a los ojos a los descartados y marginados mostrándoles cercanía;
  • Bienaventurados los que reconocen a Dios en cada persona y luchan para que otros también lo descubran;
  • Bienaventurados los que protegen y cuidan la casa común;
  • Bienaventurados los que renuncian al propio bienestar por el bien de otros;
  • Bienaventurados los que rezan y trabajan por la plena comunión de los cristianos... 
Todos ellos son portadores de la misericordia y ternura de Dios, y recibirán ciertamente de él la recompensa merecida.

Queridos hermanos y hermanas, la llamada a la santidad es para todos y hay que recibirla del Señor con espíritu de fe. Los santos nos alientan con su vida e intercesión ante Dios, y nosotros nos necesitamos unos a otros para hacernos santos. Juntos pidamos la gracia de acoger con alegría esta llamada y trabajar unidos para llevarla a plenitud. A nuestra Madre del cielo, Reina de todos los Santos, le encomendamos nuestras intenciones y el diálogo en busca de la plena comunión de todos los cristianos, para que seamos bendecidos en nuestros esfuerzos y alcancemos la santidad en la unidad.

Saludos, M. Mira