dijous, 29 de desembre de 2022

Hacia 2023

 

       Estamos en la Octava de Navidad, ya acabando un año en que nuestra vida, nuestras ilusiones, el quehacer diario ha estado abierto a la esperanza. Sin duda hemos de dar gracias al bendito Niño recién nacido, renacido en nuestro corazón, porque nos ha creado, hecho cristianos, que nos ha permitido agotar otra etapa en nuestra vida y que no nos negará la fuerza y el coraje necesarios para abordar una nueva singladura.

       Estamos expectantes ante una puerta que se abre y, a la vez, esperanzados de cara a ser capaces de aportar nuestra contribución a mejorar en lo posible esta maltrecha sociedad cada vez más impermeable a los valores que aquel Nacimiento trajo consigo.

       Desde esta ventana que se me permite seguir usando, quiero dejar constancia del profundo sentimiento  con que hemos sido zarandeados a lo largo de 2.022. Ya pudimos retomar nuestras actividades con toda normalidad, lo que nos satisfizo, eso de una parte; pero, de  otra, recibimos cuatro inesperados golpes: ya no están entre nosotros los hermanos portadores ÁNGEL GAITÁN FERNÁNDEZ,  ANTONIO CABRERA GIL, JOSÉ CONEJERO MASIP y JUAN CARLOS PERALES BELLVER.

       Nos consuela que ellos, junto al Padre, interceden por nosotros.

       No sería justo que nosotros no nos acordáramos de ellos cuando levantemos la mirada hacia Jesús y le pidamos que les tenga consigo.

                                              



       Queridos hermanos y hermanas portadores: os deseo un Año Nuevo próspero y fructífero. Nuestro Padre Jesús Nazareno “nos bendiga y nos guarde; el Señor nos muestre su rostro radiante y tenga piedad de nosotros; el Señor nos muestre su rostro y nos conceda la paz”

       (Números, 6, 24-26).

      

       Como siempre, vuestro Miguel Mira

divendres, 2 de desembre de 2022

Nuestras cosas

 

La Asamblea

 

            El día 30 de noviembre último esta Hermandad de Portadores, con  una exigua asistencia, celebró la junta general convocada por la directiva.

            Tuvo la Asamblea carácter extraordinario por dos cuestiones de sumo interés: la primera, atinente al nombramiento de clavario para el próximo ejercicio; la segunda, tratar de dar solución a la perentoria necesidad de dotar de un medio seguro al sistema del montacargas en orden al trasiego de la imagen de Jesús Nazareno.

            Y, repentinamente, con urgencia, hubo de incluirse un tercer asunto en dicho orden del día: Nombramiento de Hermano Mayor Honorario. La marcha hacia El Padre de D. José Conejero Masip, nos dejó sorprendidos, apesadumbrados y vacíos de esa presencia tradicional del hermano portador más antiguo de la asociación. Cuando se renovaron allá por el año 2.000 los estatutos, no se quiso prescindir de este cargo, pensando en que esa antigüedad honraba a la persona y a la entidad, al ser testimonio del valor de una sentida e irrenunciable devoción a Nuestro Padre Jesús Nazareno. La marcha de Pepe dejó  vacua esa intencionalidad y el órgano de dirección de la Hermandad huérfano de ese presencial testimonio del don de consejo, experiencia y leal colaboración. Ya la Señora Presidenta expresó el sentir propio y de la Hermandad en su sincera nota publicada días atrás en este blog, a cuyo sencillo homenaje nos unimos.

                                                                    

           

    Nos ha parecido como representativa de lo dicho la fotografía que publicamos, facilitada por la señora clavariesa, Dª Gracia Rovira, tomada al recibir como tal, en su día, la imagen de traslado.

            Resumiremos, pues, el desarrollo de la Asamblea:

             Seguirá en estudio el proyecto de mejora del montacargas, vistas las dificultades que presenta su ubicación. La Junta Directiva sigue sus gestiones al respecto.

            En cuanto a la provisión del cargo de clavario, en 2023 la imagen de traslado honrará y bendecirá con su presencia el domicilio de la hermana portadora Dª Ana Cañadas Martí, nombramiento que mereció el cordial aplauso de los portadores asistentes. ¡Enhorabuena!

            Y finalizaremos esta reseña con un simbólico abrazo y el más cordial de los parabienes a quien ya recibimos en esta Hermandad como Hermano Mayor Honorario: D. JOSÉ ENRIQUE CASESNOVES SOLDEVILA, portador con todo el derecho a serlo con ese sello honorífico que le confiere su antigüedad en la asociación.     

            Reiteramos nuestra enhorabuena. Amigo José Enrique: tienes a tu disposición a tus hermanos en la devoción a Jesús Nazareno.

            CON AFECTO, MIGUEL MIRA

dilluns, 28 de novembre de 2022

A LA MEMORIA DE NUESTRO HERMANO MAYOR HONORARIO

 


       Estimados hermanos/as portadores: junto al recorte de prensa la Sra. Presienta nos pasa el siguiente recordatorio:

“In memoriam”

José Conejero Masip


El pasado día 21 de noviembre, fallecía nuestro Hermano Mayor Honorario, José Conejero Masip. Hombre de fuerte personalidad, atento, con una larga trayectoria como Hermano Portador, muy querido por todos. Con una inmensa devoción a Nuestro Padre Jesús Nazareno, veneración heredada de sus abuelos, compartida con sus hermanos y su esposa, y trasmitida a sus hijos y a su nieto.

Como presidenta, conté con su apoyo, su comprensión y su ayuda incondicional. Siempre estuvo y se hizo presente en los momentos importantes de nuestra Hermandad.

Todos los Hermanos Portadores, ante su pérdida, manifestamos que habíamos perdido a un gran Hermano Mayor Honorario. Yo, además, he perdido a un gran amigo.

Descansa en Paz, querido Pepe Conejero.

María Luisa Ramón

divendres, 2 de setembre de 2022

Cuado un amigo se va...

 

           

            A LA MEMORIA DE TONI CABRERA

 

            Estos días nos ha sorprendido la triste noticia del fallecimiento de un hermano portador: Antonio Cabrera Gil. Sí que sabíamos que andaba algo renqueante y con salud quebradiza, pero hemos de lamentar que aun habiendo algunas personas preocupadas por él, le llegara la llamada de Jesús Nazareno, en la soledad de su casa, sin que nadie pudiera acompañarle ni cerrar sus ojos. En cualquier caso, nos queda el esperanzado consuelo de creer con firme convicción que su alma fue recibida con los brazos abiertos por Cristo en quien creyó, a quien devotamente acompañó como hermano portador, no faltó mientras pudo a la llevanza procesional prestando su hombro al Nazareno el Jueves y el Viernes Santo y en la oración diaria de la eucaristía. Nadie se hallaba presente; pero también él fue llevado a hombros del Buen Pastor a la presencia del Padre; y, desde allí, intercederá por nosotros.

            Antonio Cabrera Gil causó alta en la Hermandad de Portadores de N. P. Jesús Nazareno en 1973 y treinta años después, en 2003, aun a pesar de haber propuesto su renuncia, fue clavario por decisión unánime de la Asamblea, contando con la ayuda de una familia nazarena, que siempre ha estado pendiente de él. Nuestra Hermandad le tuvo por un portador de especial consideración, relevándole incluso de algunas obligaciones. Mas lo importante fue su fidelidad y su amor hacia Nuestro Padre Jesús Nazareno.

            No han de faltarle nuestras oraciones.

            Descanse en Paz. Miguel Mira    

dijous, 21 de juliol de 2022

Y ... LLEGÓ LA HRA

 



            La Junta Directiva de la Hermandad e Portadores de N. P. Jesús Nazareno vio prorrogado su mandato a causa de las restricciones establecidas durante la pandemia, Por ello, desaparecido este inconveniente, procedía dar cumplimiento al mandato estatutario. No obstante, la asamblea celebrada en Noviembre de 2021, ante la proximidad de la Semana Santa del 2022, decidió mantener en sus cargos a los directivos hasta una vez acabadas las celebraciones más inmediatas, de modo que se convocara de nuevo el máximo órgano de gobierno de la asociación el siguiente mes de mayo de 2022. Y así, la convocatoria se cursó en mayo y la reunión se celebró el 22 de junio pasado, siendo el asunto principal del orden del día, precisamente, la renovación de la Junta.

            Aun siendo muy exigua la asistencia, el caso es que se cumplió el encargo y, manteniéndose como se mantuvo el grueso de los directivos ya ejercientes, sí que hubo variaciones en la composición de la Directiva.

             Presentó su candidatura Dª María Luisa Ramón Pérez a la presidencia y se acogió satisfactoriamente por los concurrentes. Seguirá, pues, en la brega durante estos años en que, sucesivamente, nuestra asociación ha de ejercer, primero, la tesorería de  la Hermandad de Cofradías y, seguidamente, la secretaría. Todo saldrá adelante, si Dios quiere. Agallas, haberlas, haylas y medios humanos también.

            Por mi parte, consideré que procedía ya el relevo, porque yo, mis circunstancias y mi provecta edad, llamaban a rebato a compañeros más jóvenes y capaces. Así pues, después de celebrada la junta general y ya cesado en aquellas funciones, envié por correo electrónico a los hermanos portadores la siguiente despedida:

            “Estimados/as “nazarenos”: como sabéis, renovada la Junta Directiva, el cargo de Secretario ha recaído en el hermano portador Paco Perales, que ejercerá con la colaboración del Vice-Secretario Ximo Matéu. Ayer sábado procedimos a la entrega de los documentos propios de la secretaría y traspaso de cuantos datos y claves le va a ser imprescindible al nuevo equipo para trabajar. Por tanto, quiero aprovechar este espacio para anunciaros que he dejado ya mi tarea, tan  gratificante durante todos estos años de mi segunda etapa como secretario de la Hermandad de Portadores. Pero, sobre todo, quiero poner el máximo énfasis en el mayor de los agradecimientos a mi Vice-Secretario, que me ha prestado sus ojos en las reuniones y me ha facilitado la redacción de las actas con la aportación de sus notas y borradores. ¡Gracias, Paco! Sé que seguiremos en contacto, pero era preciso decirte públicamente que ha sido para mí una gran satisfacción contar contigo y un honor saberme sujeto activo de una amistad sincera e incondicional.

            Ni qué decir tiene cuál ha sido el placer de compartir las tareas de la Directiva con los compañeros de junta, a quienes agradezco su respeto y su demostrada empatía; y más todavía, no creo que ningún secretario haya gozado de la confianza, de la confidencialidad, de la atención y del respeto que ha tenido para conmigo la Señora Presidenta. María Luisa ha aceptado incluso mis impertinencias y las ha perdonado, y todos sabéis el aprecio que me tiene. Sabe que yo siempre estaré ahí, es decir, para aquello que fueren  necesarios mis pobres conocimientos.

            He tenido que adoptar una decisión como la que he tomado con la emoción a flor de piel, porque era hora del relevo. 

            A esta renovada Junta, como se desean los peregrinos: ¡Buen camino!

            La meta, Nuestro Padre Jesús Nazareno, es lo que cuenta, y sabemos que nosotros lo somos todo para Él.

            Con todo mi afecto,  MIGUEL MIRA MANZANARO, “Secretario emérito” ¿Vale así?