divendres, 21 de setembre de 2012

- DESPUÉS DEL VERANO -


Me acaban de llamar la atención ante el prolongado silencio observado desde la pasada Semana Santa; pero, la verdad, hasta ahora no ha habido noticias sobresalientes de las que hacer partícipes a cuantos leéis este espacio nazareno. No obstante, digo yo, sería deseable que de entre vosotros se nos enviara alguna colaboración, puesto que queremos que éste sea un espacio abierto en que poder compartir preocupaciones, alegrías y  deseos...


Sí que podemos deciros que las Comisiones constituidas en la reunión de toma de posesión de la nueva Junta, ya tuvieron sus primeros contactos y formularon algunas propuestas, que tendrán que madurarse para ejecutar las más interesantes y que cuenten con la imprescindible apoyatura presupuestaria.

De otra parte, se ha de insistir en que no somos un grupo endogámico y que nos alegraría enormemente contar con solicitudes de alta en esta Hermandad de Portadores de todos quienes quieran compartir la devoción a Jesús Nazareno.

Y bien: si de algo podemos alegrarnos durante este ejercicio en curso, es de la incorporación a nuestra asociación de varios portadores; tres de ellos, recién llegados a la vida: dos varones (Jorge y Feliu) y una dama (Lola), inscritos apenas vieron la luz. Para nosostros es importante que se mantenga viva la ilusión por seguir en la brecha; por poder dedicarle a Nuestro Padre Jesús Nazareno el culto que merece. Pero también -lo que es más imporante- por que ese culto sea fruto de una sincera devoción, de una vivencia de la fe que profesamos y de que hemos de dar testimonio. 

Comenzamos, pues, con esa alegría y cargadas las pilas, el nuevo curso. Esta próxima semana se reunirá ya la Junta Directiva, que tendrá que preparar el programa de actividades, empezando por la preparación de la Asamblea que debe celebrarse en Octubre, coincidiendo seguramente en fechas aproximadas con la que ha de convocar la Hermandad de Cofradías. Así pues, seguiremos informando.


Como siempre, vuestro, MIGUEL J. MIRA