dissabte, 31 de març de 2012

VIERNES DE DOLORES
30 de Marzo de 2.012


            Como cada Viernes de Pasión, la cofradía de Nuestra Señora de los Dolores traslada su imagen de clavarios, y este año ha sorprendido gratamente la cantidad de acompañantes que asistieron; verdaderamente, fueron numerosos, como también lo fueron los cofrades con vesta.
            Abrió camino la banda de tambores propia de la asociación. Desfilaron en dos hileras como los penitentes. Si no conté mal, diecisiete eran los miembros de la agrupación con sus tambores y bombos y otros dos sin instrumento. Algunos de ellos llevaban verduguillo. Aunque no es la banda más numerosa de las que han desfilado estos días, no por ello su toque dejó de ser efectivo. 
Por lo demás, como en los traslados anteriores, hubo silencio y respeto. Tal vez sea una manía de quien escribe, pero se pierde un tanto el orden al no haber un distintivo (cruz de guía o pendones) situado al final del acompañamiento antes de los cofrades con vesta.
            Itinerario muy largo.
            Presidencia, la acostumbrada en estas procesiones.
            Acompañó musicalmente también esta noche La Vella.
            Hemos de felicitar desde aquí a la Señora Presidenta, que este año recibe como clavariesa en su casa la hermosa imagen de la Virgen. Enhorabuena. Que ella la proteja, como a todos nosotros.
           
           



divendres, 30 de març de 2012


JUEVES DE PASIÓN
29 de Marzo de 2.012
COFRADÍA DEL CRISTO DE LA EXPIRACIÓN
“EL CACHORRO”

            Antes de entrar a comentar la procesión, se me ocurre que podría dar razón –de ciencia propia- de algunos detalles de la pequeña historia de esta cofradía que, a lo mejor, no son conocidos. Si lo son, pues nada, servirán de recordatorio.
            Su fundación se gestó en mi casa. A la sazón, mis padres vivían en el conocido “Mirabar”, donde también radicaba la Música Nueva (Calle de Tetuán). Las veladas en la llamémosle trastienda en invierno o “a la fresca” en verano, reunían a algunos clientes y amigos y en aquél mentidero se comentaba todo lo divino y lo humano, se hablaba de fallas, de teatro, de música, de trivialidades y de cosas de la vida local. En una de esas veladas, presente D. Emilio Escudero, nuestro recordado y estimado Emilio, a mi padre se ocurrió retarle a que no sería capaz de organizar una cofradía en la que hacer partícipes a gitanos y Guardia Civil. Lógicas bromas, en principio, comentarios más o menos jocosos…, pero la cosa fue tomando cuerpo, ya que a la idea lanzada por Pepe Mira se unió entusiásticamente Chimo Esplugues y, poco a poco, cuajó un proyecto que involucró desde la familia gitana, pasando por Da. Vicenta Balbastre, Da. Carmen Maravall y otras señoras, al entonces Coronel de la Guardia Civil D. Isabelino Cáceres y un buen número de payos. Por supuesto, la aceptación de Emilio Escudero y de Juanita, su esposa, y la totalidad de esta rama de gitanos de Xàtiva fue incondicional. Lógicamente, una vez que tuvieron que ejecutar el plan, había que encargar la imagen, que no podía ser otra que la del Cachorro y que modeló nuestro recordado Paco Bolinches. Había que diseñar la vesta y se convino que fuera con túnica y capirote morados; capa y fajín blancos; y había que decidir la sede. A mi padre se le ocurrió que podría ser la iglesia de St. Feliu, pensando en que en otro tiempo la ermita de San José albergó la imagen de la Oración en el Huerto, destruida en el 36 y, en consecuencia, él también dibujó el escudo distintivo de la asociación: escudo de Xàtiva y, sobre él, en la parte inferior derecha según se mira, una rueda de molino y una palma, recordando el martirio de San Félix.
La idea de esa sede no prosperó, dadas las dificultades que suponía el trasladar la imagen, aparte de que el Señor Abad de la Colegiata convenció a los promotores de que el lugar idóneo para depositarla era La Sèu. 1.966 fue el año de nacimiento de la cofradía (Octubre). Y vinieron los fastos. Los primeros desfiles son de recordar: un buen número de cofrades, ya digo, payos y gitanos, con vestas confeccionadas por mi madre, mi tía Nieves y otra señora que ayudaba, Antonia, y que se les facilitaban gratuitamente a los penitentes. Y con los penitentes, abriendo paso, la banda de cornetas de la Guardia Civil a caballo; como jefe de anda, el Sr. Esplugues; presidiendo, señoras payas y gitanas con su mantilla española; la junta de la cofradía con D. Isabelino en  la presidencia de honor y, por supuesto, la Hermandad de Cofradías e indefectiblemente la Música Nova. Pueden ustedes pensar cuál era la cara de satisfacción de mi padre; también mi hermano menor fue clavario del Cachorro. Yo, la verdad, siempre miré expectante y más bien con ojo crítico. Pero ahí está la “gesta” y el resultado.
            Después de estos recortes de mi memoria, la evolución de esta asociación, sus problemas cuando desaparecieron aquellos copartícipes, su revitalización, básicamente y con gran esfuerzo conseguida por Antonio Escudero y sus colaboradores, queda para otro relato de la particular historia de nuestra Semana Santa.
**
TRASLADO 2012

           Comencemos con un breve anecdotario: Una hora exacta tardó en recorrerse el kilómetro que mide nuestra Alameda. Eso sí, este año la rotura de farol quedó para más tarde y no se produjo hasta llegar a l’Hòrt de Mora. Ese incidente ya viene siendo un clásico. Música a cargo de la banda de Confrides. Entre las marchas, Cristo del Cachorro, compuesta a propósito por D. Rafael Sanz Mayor, que fuera clarinetista en la Música Nova y que se estrenó por esta banda el 28 de Marzo de 1.999, siendo director D. Julio Juan García, en la procesión de traslado de Jesús Nazareno. Adivinen quién fue clavario ese año. Disculparán ustedes que hoy me salga la vena histórica ¿Será que me estoy haciendo viejo? Seguro, eso ha de ser. Perdón, pues, por estas licencias.
            Nuevamente, nos llamó la atención el contínuo aumento de miembros de la banda de cornetas y tambores; también en ésta chiquillos que no levantan dos palmos del suelo. Parece una tendencia actual a tratar de nutrir el número de cofrades con la promoción de las bandas de tambores. Y está bien. Pero siempre me hago la misma pregunta: ¿No estamos pensando más en dar una buena apariencia que en los fines de espiritualidad que deben regir las asociaciones de fieles? No es que estén reñidas las dos cosas; pero da la impresión que van en paralelo antes que en sentido convergente, y ustedes me entienden.
            Hasta anoche, este ha sido el traslado con mayor número de acompañantes y de penitentes con vesta, seis de ellos, concretamente, con el originario capirote. Aparte, claro es, de los portadores con su específica indumentaria. Presidencia de la cofradía lucida, y Hermandad de Cofradías.
         Ya observamos que desde el pasado año no es imprescindible la interpretación de la marcha Mater Mea para incitar a los portadores al zarandeo del anda. Y, como enfaticé en la crónica de la Camilla, expectación desde el principio hasta el fin. Sobre todo en la Alameda se podía ver cómo a medida que iba avanzando la imagen los grupos de espectadores anduvieron, en bloque, por ambos lados, tratando de adelantarla para poder contemplar una y otra vez el ya clásico baile del anda. 
                     Siempre pienso y me pregunto: ¿sólo nos quedamos con eso…?
            Vuestro, Miguel Mira


dijous, 29 de març de 2012

SEMANA DE PASIÓN

I

TRASLADO DE LAS CRUCES
COFRADÍA DE LA FLAGELACIÓN
Lunes, 26 de Marzo

   Nada tenemos que comentar distinto a otros años. Seriedad, silencio, orden, penitencia... 
  Poca expectación. Tal vez ocurre que no tengamos demasiadas ganas de pensar en lo necesitados que estamos de actos de contrición, y ver cómo se disciplinan otros nos lo trae a la memoria. Por supuesto que no quiero decir que todos tengamos obligación de imponernos sacrificios ni, en su caso, imponernos los mismos que aquellos penitentes, ni físicos ni en público; pero quizá miramos para otro lado porque tal vez esas cosas no vayan con nosotros... ¿O sí?.
   Un detalle: se repartieron estampas con una escena de la procesión y unas jaculatorias al dorso.

II

LA CAMILLA 
Martes, 27 de Marzo

   Desde su sede, Parroquia de los Santos Juanes, la Cofradía del Traslado del Cuerpo de Cristo al Sepulcro trasladó su imagen titular hasta el Ayuntamiento, como es ya costumbre desde el -para mí- acertado cambio de ubicación. Estandarte y banda de tambores abriendo camino. Nutrida esta banda con un grupo de pequeños atabaleros que siempre te arrancan una sonrisa. Es una delicia ver la afición con que redoblan, se equivoquen o acierten. Animo y ganas no les faltan. Ojalá no quede todo en eso.
   El acompañamiento muy numeroso; más, si cabe, que en años anteriores.
   Muy ordenada la sección de penitentes de la cofradía, con sus invitados de la del Santo Sepulcro y Cristo Resucitado de Carcaixent. Como es habitual, tras la Junta de la asociación y la representación  municipal, los representantes de la Hermandad de Cofradías. Las marchas procesionales, a cargo de la banda de turno: La Vella.
   Este año, el que ésta es una procesión de mucho arraigo popular, se notó más por el número de acompañantes que por la expectación en la calle. Como ya comentamos en otra crónica, en els cantons, pero al agruparse -como también es característico- a la puerta del Ayuntamiento, ví menos gente que otros años. Salvo el sábado en el traslado del Santo Sepulcro, los demás días, según mi personalísimo parecer, quedaron fríos.

III
 VÍA CRUCIS
 Miércoles, 28 de Marzo

    En esta noche, preside la antiquísima imagen del venerado Cristo de la Palma, titular de la Cofradía de la Purísima Sangre. Asistieron, con el Síndico y el Prior, más portadores que otros años. Tanto es así que en los turnos de llevanza tan sólo repitieron los clavarios. Según viene siendo habitual, las estaciones fueron leídas por representantes de las distintas cofradías de Semana Santa. Lástima que no se consiga que la megafonía funcione a la perfección, porque salvo que te encuentres cerca del altavoz, resulta algo difícil seguir la meditación de las estaciones (para  mi gusto un tanto largas). A las diez y media de la noche, en punto, entraba el Cristo en la Iglesia de San Francisco, donde esperaban numerosos fieles, el Señor Abad y el Señor Arcipreste. Rezo del Santo Rosario y cantos penitenciales durante el recorrido. No hubo demasiados ruidos molestos del tráfico; y los asistentes, como siempre, participaron muy respetuosos y con manifiesta devoción. Si se quiere hacer un cálculo del número de fieles, tómese como referencia el aforo del templo. Estaba lleno, ocupados los bancos y algunas personas de pie. Aceptable concurrencia.
   Al regreso a la casa del clavario, se rezaron las preces acostumbradas y, en especial, se rezó por el Hermano Mayor D. Antonio Mollá (el apreciadísimo Tonet), que se halla gravemente enfermo y por quien pedimos una oración.

    (Mañana procesionará la imagen de traslado del Santísimo Cristo de la Expiración "El Cachorro". Verán como en la siguiente crónica tendremos que reseñar la gran asistencia de público expectante. Ustedes ya me entienden).
    
     Con afecto, Miguel Mira   

dilluns, 26 de març de 2012

ECCE HOMO

Noche del día 25 de Marzo. 
Procesión de traslado de la imagen de clavarios del Santísimo Ecce Homo. Pasadas las  nueve y media, hora programada, dio comienzo el acto. Pocas cosas que comentar en realidad. A la salida, muy poca asistencia de curiosos, poquísima. Tampoco fueron de los más numerosos de estos últimos años ni el acompañamiento ni los cofrades con vesta. Dos de ellos con verduguillo. En cuanto a la uniformidad: penitentes con la túnica sin capa; otros con capa; y los cubiertos con verduguillo, sin capa... Al parecer, la uniformidad tradicional se reserva para los portadores.
Durante el itinerario, pocos espectadores. Si se quiere, algún grupo, como se suele decir vulgarmente: en les "cantonaes". Y aquí repetiríamos el comentario hecho a la procesión de traslado del Santo Sepulcro: recorrido maratoniano y lentitud exacerbante. Sigo pensando que ¡no es eso! Y, finalmente, en cuanto al horario, pues cada cual en su casa sabe donde se cuelga el candil; pero no veo cuál es la ventaja. Puede decirse que al empezar pronto se acaba pronto. ¿Y qué beneficios se derivan de estas gracias...? Pues no lo sé.
Eso sí: tanto en la procesión del sábado como en la de este domingo los músicos de La Vella se ganaron el jornal con creces.
Vuestro, Miguel Mira

diumenge, 25 de març de 2012

DE NUEVO LA SEMANA SANTA

Y ASÍ HA COMENZADO TODO POR ESTE AÑO DE GRACIA…

I
EL LIBRO

            Aunque ajustadamente, estuvo en nuestras manos antes de que comenzaran los actos procesionales. Uno que es curioso y lo primero que hace es ojearlo, se llevó buena impresión por su cuidada presentación y las colaboraciones tanto gráficas (algunas muy buenas) como literarias que contiene. Y, después, al adentrarme ya en el contenido, no pude dejar la lectura dado lo interesante de algunos artículos.
            El Sr. Arzobispo no puede decir más cosas en menos espacio. Y, para mí, la extensa y meditada reflexión de D. Antonio Díaz Tortajada debería ser libro de cabecera de más de uno.
            No soy quién para ejercer de crítico literario ni menos de corrector de crónicas; pero no puedo sustraerme de denunciar alguna que otra nota o noticia que me llamó la atención. Por ejemplo:
            Encontré dos versiones respecto a Les Cortesíes.
En la que recoge D. Agustí Ventura, leí lo que siempre he escuchado, es decir, que el atípico encuentro entre las imágenes del Santísimo Ecce Homo y Nuestra Señora de la Soledad a la puerta de la iglesia del convento de San Francisco, se daba por la coincidencia de la hora en que las dos imágenes debían ser trasladadas desde sus respectivas sedes hasta dicho templo para hacer estación, con motivo de los oficios del Jueves Santo, por lo que, lógicamente, los respectivos cortejos se encontraban en el lugar a las doce de la noche del Miércoles Santo, haciendo los portadores de la imagen de la Virgen cortesía a la de su Hijo… y, de ahí, con las variaciones de todos conocidas, la tradicional procesión. 
Sin embargo, D. Mariano González, acaba su artículo (pag. 47) diciendo: “Només ens queda ressaltar la singularitat de les Cortesíes de Xàtiva, per intervenir en elles dues imatges que no representen cap passatge de la Passió, ni l’encontre en la Vía Dolorosa ni el de la Mare amb el Ressucitat. Un anacronisme o anomalia que ha de tenir algun origen històric que desconeixem.”
Por supuesto que no estamos ante un artículo de fe; pero, a pesar de la evidente carencia de documentación por las razones sobradamente explicadas por los historiadores, parece plausible el relato del Sr. Ventura Conejero.
            2.- No me parece lo más apropiado para una publicación de las características de nuestro Libro, la inserción –aunque sea con la mejor buena voluntad- de una autobiografía. 
             3.- Fe de erratas: Las más llamativas...
             Página 59. Dice: "...Les principals fonts d'informació, els Evangelis recollits en l'Antic Testament...", cuando debió decir: en el Nou Testament. Es de suponer que se trate de un lapsus calami.
               Páginas 69 y 73. El texto está repetido, de modo que no se ha publicado el artículo que firma Ana Pérez. 


II
LA PROCESIÓN “SILENCIOSA”


23 de Marzo de 2.012. 22’30 h.  Iglesia de Nuestra Señora de la Merced y Santa Tecla. Bajo solemne promesa de guardar el más respetuoso silencio, los fieles asistentes a este nuevo acto penitencial, programado por la Cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de la Esperanza, salieron del templo parroquial para acompañar a Jesús por un itinerario que se trazó sobre calles y plazas de la parte alta del barrio occidental de la vieja Xàtiva, sumida ya en el sueño de la noche del viernes de la cuarta semana de cuaresma. Pendonistas de la cofradía organizadora y de la congregación del Santísimo Ecce Homo, de vesta. También con sus túnicas rojas, tres percusionistas. A cada trecho, redoble de las cajas y golpe de maza al bombo, acompasados. Doble hilera de un puñado de penitentes, muy pocos con túnica: quizá los necesarios para un par de relevos de los portadores de la imagen que presidía: la de Cristo a la que se da culto en un altar lateral de la parroquia. Jesús crucificado instalado en una especie de parihuela, al estilo legionario, pero sobria y sencilla. Se alternaban penitentes de ambas cofradías. Presidían los presidentes de éstas con el sacerdote.
A mi parecer, poca expectación; discreta asistencia; ausencia de cofrades de la asociación organizadora y de la invitada; escasa gente a lo largo del recorrido.
No es éste el lugar para un juicio crítico; pero, reiterando lo que ya se ha dicho más arriba al hablar del libro, estoy seguro de que todos quienes estamos involucrados en esta nuestra histórica Semana Santa, deberíamos leernos despacio tanto el saludo de nuestro Arzobispo como la extensa reflexión del Consiliario Diocesano, Sr. Díaz Tortajada, en el Libro de la Semana Santa Setabense.

III
TAMBORES

Ayer sábado asistí a la Eucaristía en la Iglesia de los Santos Juanes. Al finalizar, nos vimos sorprendidos por el anuncio del sacerdote de que se iba a proceder a la bendición de la nueva banda de tambores promovida por la Hermandad de la Santa Cena, y la invitó a entrar tocando, porque, al decir de D. Juan Aguilar,  podría resultar bonito. Y se abrieron las puertas y Rafa López al frente, comenzó el desfile. Podéis imaginar: el estruendo fue impresionante. Pero no pudimos sino alegrarnos de estar allí, al ver niños que no levantaban dos palmos del suelo ilusionados con su tambor, y un conjunto que en el escaso tiempo que lleva de ensayo haya conseguido un buen repertorio. Se sucedieron las distintas marchas preparadas y, como también dijo D. Juan, en los fuertes, fortísimos, nos congratulamos de que el templo se encuentre reparado, porque con tal volumen de decibelios peligraba la bóveda. Después de la bendición, la fotografía obligada al pie del altar y posterior pasacalle. ¡Enhorabuena! Pero… que no quedé ahí la cosa.

IV

PRIMER TRASLADO: EL SEPULCRO

Poco hay que añadir a la crónica del pasado año. Buena asistencia. Repitieron cinco penitentes con verduguillo y cola desplegada, portando sendos farolillos sobre mástil. Excesivo el recorrido. Será mi criterio o mi manía, pero… ¡no es eso, no es eso! Y exasperante la lentitud en el desfile. Pienso que no ya la Cofradía del Santo Sepulcro, sino todas, deberían comprender que un traslado no es propiamente una procesión de penitencia, que va gente invitada y que se puede proceder de un modo más moderado en la formación de un itinerario. No me vale aquello de que “qui no vullga, que no vinga”. Repito: ¡no es eso, no es eso!

Vuestro, Miguel J. Mira

  

dilluns, 12 de març de 2012

EL PREGÓN

Cartel Semana Santa Setabense 2012
Diez de Marzo de 2.012.
   Antes de referirme al Pregón de la Semana Santa Setabense, me permitiréis una brevísima reseña del inicio del Tríduo a Nuestro Padre Jesús Nazareno, que comenzó ayer en la Iglesia de San Francisco. Con carácter previo a la Eucaristía, se rezaron el ejercicio propio y el Vía Crucis, con buena asistencia de fieles. A la hora de la Santa Misa, pudimos constatar una muy aceptable participación. A la solemnidad del acto contribuyó con sus cantos el Coro Parroquial. Finalizada la eucaristía, se sortearon los turnos para la tenencia de la imagen peregrina de Jesús Nazareno, sufragada por la Cofradía, que durante el tríduo preside el altar, cabiéndonos el gozo de felicitar a la cofrade y, además, hermana portadora, María Ordiñana Ramón, quien la recibirá en su casa durante el segundo cuatrimenstre del año. ¡Enhorabuena!
   ***
EL PREGÓN
   La Iglesia Colegial Basílica y Parroquia de Santa María acogió ayer, nueve de marzo, con una muy numerosa asistencia (practicamente llena), a las ocho de  la tarde, el PREGON DE LA SEMANA SANTA SETABENSE. Sobre las gradas del altar, en el crucero, se preparó con elegante sobriedad la mesa de presidencia. De fondo, los pendones y estandartes representativos de las distintas cofradías, hermandades y congregaciones de la ciudad. A destacar: la blanquísima enseña de la casi recién nacida Cofradía del Encuentro Glorioso en la resurrección del Señor.Todo un símbolo.
   Estaban presentes la Concejala de Cultura y Teniente de Alcalde, Sra. Pla Casanova, a la que acompañaron otros ediles de nuestro Ayuntamiento.También asistió el Señor Arcipreste junto a otros sacerdotes.
   Presidió el Ilmo. Sr. Abad, D. Arturo Climent. A su derecha, el presidente de la Hermandad de Cofradías; a su izquierda, el recordado y querido D. Manuel Soler.
   Presentó el acto Da. Isabel María Cortés, de  la Cofradía del Santo Sepulcro, y Congregación del Santísimo Cristo del Carmen y Cofradía del Santo Silencio. Impecable por su elegancia y en su dicción, después de una breve introducción, cedió la palabra al Rvdo. D. Juan Aguilar, Cura Párroco de Ntra. Señora de la Merced y Santa Tecla, para que con palabras emotivas, breves, pero hondamente sentidas, procediera a la presentación del pregonero del presente ejercicio: el M.I. Sr. D. MANUEL SOLER ESPÍ.,  quien fuera Abad de la Colegiata y es actualmente canónigo de la Catedral Metropolitana de Valencia. Destacó la fraternal amistad que les une desde su trabajo pastoral en la Parroquia de Santa María, Iglesia Colegial, durante siete años; y, sobre todo, la seriedad y discreción en el buen hacer del que fuera su superior como Abad Párroco, y su labor incansable. Al final de su intervención, profetizó ("aviso a navegantes" dijo exactamente) que -sin duda- D. Manuel, en algún monento del pregón, se iba a emocionar; y  no se equivocó.
   D. Manuel,  nuestro querido D. Manuel, efectivamente, al menos en dos ocasiones, tuvo que respirar hondo para poder continuar su parlamento, parlamento que comenzó agradeciendo a D. Juan sus sentidas palabras, recordando el tiempo que había pasado entre nosotros, y agradeciendo asimismo que la Hermandad de Cofradías se hubiera acordado de él para este cometido que asumió con gusto no exento de preocupación por la responsabilidad que sobre él recaía. Recordó su participación de la mano de sus padres en los actos de la Semana Santa de su pueblo natal, Agullent; y pausadamente, con la acostumbrada calidez de su palabra, nos fue introduciendo en sus reflexiones al modo de esa lluvia fina y ligera que empapa hasta dar sazón. Recorrió la historia de nuestra redención paso a paso, desde Getsemaní hasta el Golgota; y pudimos ver reflejados en sus palabras, uno a uno, esos otros pasos con que nosotros rememoramos, penitentes en la calle, el camino de la cruz. No pudo reprimir su entusiasmo cuando se refirió a la Resurrección de Jesús. Y pienso, sin temor a equivocarme, que aparte de la trascendencia de este hecho: si Cristo no ha resucitado, vana es nuestra fe...,su no disimulada aunque comedida vehemencia, vino a cuento de una ilusión que durante su larga estancia en Xàtiva no vio cumplida: quienes -igual que yo- formábamos parte de la Hermandad de Cofradías, le oíamos decir año tras año (él asistía a todas las reuniones de la Junta Rectora de la Hermandad) que no entendía cómo podíamos en esta ciudad terminar la Semana Santa el Viernes, cuando era el Domingo el día más importante como así se celebra en otras poblaciones, en muchas ciudades y pueblos, esto es, con el encuentro glorioso en la Resurrección del Señor, en la Pascua... Y nosotros le contestábamos aquello de la costumbre, de la celebración de la Pascua como festivo familiar y campestre..., como tiempo de escape a Bixquert... Y ahora, al saber de la recién nacida en la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen Cofradía de Jesús Resucitado y María Inmaculada, se le vió contento porque, al fin, Xàtiva goce de esa manifestación de fe que siempre echó en falta, demostrando con diáfana claridad que si bien su servicio a la Iglesia está en Valencia, su gran corazón le obliga a seguir pensando en Xàtiva; y no nos faltan testimonios... 
   Hecho este inciso, obligado es volver al hilo del discurso del pregonero, cuya perfecta ilación  no le impidió introducir atinadamente versos como aquellos de Lope de Vega:
   Pastor que con tus silbos amorosos
me despertaste del profundo sueño...
...espera, pues, y escucha mis cuidados...
Pero ¿cómo te digo que me esperes,
si estás, para esperar, los pies clavados?
O aquellos otros atribuidos a Santa Teresa de Jesus:
...Muéveme el verte clavado en una cruz y escarnecido...
   Siguiendo el hilo conductor de la pasión del Señor, nos condujo el pregonero hacia unas conclusiones que deberíamos grabar a fuego en nuestras personales vidas, para que aquel drama sin sentido -como exactamente lo calificó- fruto de la injusticia y de nuestro pecado, nos removiera el ánimo de cara a nuestra reacción ante tantos problemas como hoy nos agobian: alcohol, droga, guerras inmisericordes, aborto..., problemas que afectan a tantos y tantos hombres y mujeres, pueblos y naciones hoy, cuando hay salida... Y la salida está en el Evangelio en el desenlace de ese gran drama sin sentido. Ese desenlace con el que se encontraron las mujeres, aquellas santas mujeres ante el sepulcro vacío... y aun teniendo miedo de comunicarlo, porque su palabra no tenía en la época valor alguno (menos que el rebuzno de un asno, como tuve ocasión de escuchar en un retiro espiritual ya hace unos cuantos años, tal día como Domingo de Ramos), vencieron su temor y corrieron a dar aviso; y el esplendor de aquel día fue la explosión de la gracia de la redención.
   Y D. Manuel Soler lanzó el grito, aquel grito tan propio de Juan Pablo II: ¡¡NO TENGAIS MIEDO!! Como no lo tuvo María: junto a la Cruz ¡de pie! valiente a pesar de su tremendo dolor; al pie de la cruz para recoger en su regazo al hijo muerto, como así lo ve la tradición cristiana...
   Acabado el guión escrito, D. Manuel no pudo sustraerse de proponer una reflexión final. Una reflexión que con cierta frecuencia le agradaba plantear en sus homilias. El ejemplo de aquel pensador no cristiano que, al pasar junto a un claro arroyo y ver la hermosura de los guijarros que formaban en su lecho como un tapiz, tomó uno en sus manos y comprobó que exteriormente estaba mojado; y tomó otro para golpear y romper el primero..., resultando que ambos, por dentro, estaban totalmente secos.
   Por tanto, siguió en su grito: ¡no tengais miedo! Dejaros empapar por fuera y por dentro de la palabra de Dios, no sea que os pase como a aquellos guijarros..., hermosos por fuera pero vacíos en su interior.
    Y todo confiando en la ayuda de nuestra madre la Virgen de la Seo, para quien fueron sus postreras palabras de gratitud. A estas palabras les siguió un largo, un prolongado aplauso, aplauso que todavía se haría más sensible cuando recibió de manos de la Hermandad una imagen, fiel reproducción de la Mare de Deu de la Sèu en su hornacina de vidrio, que agradeció emocionadamente.
   El Sr. Abad de la Colegiata agradeció a D. Manuel sus palabra e invitó a todos los cofrades a participar en las procesiones dando testimonio de nuestra fe. Y el Sr. Presidente, finalmente, dio las gracias a todos, para dar paso al concierto que se desarrolloó seguidamente.
   La Jove Orquestra de la Primitiva Setabense ofreció un breve repertorio de música clásica con obras de Pachelbel, Bach, Mozart y Haendel, para concluir con la marcha procesional Mater Mea, de Dorado. Es de agradecer tanto a la Vella como a La Nova el que en sus actuaciones en estos actos, los rubriquen con una pieza de tanto arraigo y tradición en nuestras procesiones, por lo que tiene de emotiva y porque, al fin y al cabo, fue escrita en honor a la Madre y se interpreta a los pies de La Madre de la Seo, en versión para orquesta, muy aplaudida por los asistentes.
  Personalmente, he de agradecer a quien sé que me tiene como amigo y me lo ha demostrado sobradamente, la lección que hoy nos ha impartido, como tantas otras que de él recibimos quienes compartimos con él íntimas reuniones del movimiento de matrimonios parroquiales, o en distintas actividades de la Parroquia durante tanto tiempo.
   Y el final. La Hermandad obsequió a los sacerdotes asistentes (más que a ningún otro pregón, que yo recuerde), autoridades y miembros de las cofradías y hermandades con un frugal piscolabis, momento de grata convivencia (olvidémonos, por favor, de aquel vino...) en la casa contigua a Santo Domingo. Pienso que D. Manuel pudo comprobar el afecto con que se le recibió y puede estar seguro de que todos, todos, agradecieron su presencia. 
   Gracias por leerme. Un cordial saludo, MIGUEL MIRA MANZANARO.

dissabte, 3 de març de 2012

NUESTRA CENA ANUAL

Día 2 de Marzo de 2.012.
En la cafetería de la Musica Vella nos reunimos cuarenta y cuatro comensales para disfrutar de un rato de agradable convivencia, de ese espacio tan necesario hoy en día, en que se agradece la distensión y la amigable puesta en común de nuestras cosas. La respuesta, como en años pasados, fue buena, aunque la verdad es que podríamos ser alguno más.Sí, es verdad, nos conocemos casi todos, pero el compartir cabe la mesa esas pequeñas confidencias, noticias, sugerencias, incluso alguna sana crítica, sin duda, nos enriquece y nos acerca. También como siempre, el hermano Marcos disfrutó junto con Pepe Conejero rifando medallas y colgaduras. Fue una buena velada. Ahora ya toca prepararnos para las próximas festividades de camino hacia la Pascua. Ojalá Jesús Nazareno vele por todos nosotros. No estará de más que nos hagamos el ánimo y participemos con mayor presencia en el TRÍDUO que organiza y sufraga la Cofradía. Será, D.m., los próximos días 9, 10 y 11 de Marzo en St. Francesc, en la Misa Vespertina. 

MENSAJE DE NUESTRA PRESIDENTA 

Resulta muy agradable comprobar cómo, año tras año, nos juntamos alrededor de cuarenta personas sentados a una mesa, cenando, y departiendo animadamente. Nos reimos, charlamos, sorteamos medallas y colgaduras entre bromas. Nos conocemos, nos apreciamos, y vamos afianzando, año tras año, ese espíritu de hermandad que debemos tener siempre presente. Ojalá ese espíritu siga impulsándonos a seguir con ilusión,  para ponernos manos a la obra y poder llevar a cabo tantas ideas y proyectos, que pongamos de manifiesto a los que no nos conocen o tienen una idea equivocada de la Hermandad de Portadores, que nuestras puertas están abiertas para todos, que no somos un grupo cerrado.
 
   Siendo como soy la primera Presidenta de nuestra Hermandad, me resulta muy grato dar desde aquí la enhorabuena en su cargo a nuestra primera Clavariesa, Elena Pascual, la primera de una larga lista de mujeres Portadores de Jesús Nazareno. Y desde aquí también reconocer la labor de ese grupo de personas que forman la Junta Directiva, por su dedicación y entrega; y con los que, después de algunos años, me une una franca amistad.
 
   Los actos Litúrgicos, procesionales y penitenciales de la Semana Santa están a punto de comenzar; el próximo viernes día 9 tendrá lugar el Pregón. El sábado 10 de marzo se celebrará la Procesión Diocesana en Aielo de Malferit (desde aquí os animo a asistir, con la túnica de nuestra Hermandad; los interesados, por favor, contactar con el Sr. Secretario o conmigo, para facilitaros más datos). También os recordaremos los días de montaje y desmontaje de las andas, y demás fechas y datos  de interés.      Y, como siempre, os animo tanto a participar en nuestras procesiones, teniendo siempre presentes el orden en la procesión y la correcta "uniformidad" ( afortunadamente, ya hemos desterrado las zapatillas deportivas), como a portar las cruces, faroles, pendones...   así como las andas de nuestra Imagen, tanto la Titular como la de Traslado.
 
   Muchas gracias a todos. Mª Luisa Ramón.