diumenge, 30 de març de 2014

Y ASÍ ESCRIBIREMOS NUESTRAS CRONICAS



Y LAS SECULARES TRADICIONES VUELVEN A NUESTRAS CALLES





Así lo anuncia un espectacular cartelón instalado en el arco representativo del antiguo Portal del Lleó a la entrada de la Ciudad.

La imagen de Jesús Nazareno, pasando por debajo del campanario de la Colegiata, da la bienvenida a quienes quieran presenciar nuestra

SEMANA SANTA.



Y comienzan las procesiones





            29 de Marzo de 2.014. Diez de la noche, en punto. La Hermandad de Penitentes de la Santísima Cruz se traslada desde su sede social a la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, templo que ha de acoger sus cultos. Una campana anuncia, de trecho en trecho, la presencia de los hermanos, vestidos con túnicas de color marrón oscuro, cíngulo blanco de cordel y verduguillo. Salvo los portadores con cruz al hombro, los demás iluminan su paso con grandes antorchas encendidas, a la vieja usanza. Todos (conté treinta y dos, salvo error) arrastran gruesas cadenas. Un estandarte bordado abre el cortejo tras la campana y un timbal redobla y lo cierra. Vimos a nuestro querido D. Francisco Doménech en la asistencia sacerdotal. Un solo arreglador. Tras cierta variación del recorrido de llegada a la parroquia por razones de pura logística, sin duda, y con cierto retraso sobre lo previsto, fueron recibidos los penitentes por el Señor Cura Párroco, D. Juan Antonio Agud, y uno de aquellos sacó del interior del templo una cruz, construida a semejanza de las otras tres que llevan los cofrades, bien que con un único adorno: la corona de espinas; y conteniendo una reliquia de la Vera Cruz. El sacerdote leyó una estación del Vía Crucis, en la que se meditan las tres caídas de Jesús en la Vía Dolorosa, que fue escuchada con religiosa atención y absoluto silencio. Acabada esta breve meditación, la campana y el timbal marcaron la iniciación de la procesión de penitencia, que siguió por el itinerario prefijado.


            Como saben, esta asociación de fieles es de reciente creación, aunque sus cofrades provienen de otra más antigua, sin que nos conste exactamente la razón de su por qué; pero ésta es una cuestión que me abstendré de comentar.
          Los hermanos diciplinantes, eso sí, han mantenido el rigor que les ha venido caracterizando al exteriorizar su penitencia; han asumido como regla la más formal observancia del anonimato, el silencio y la disciplina. Orden impecable en el desfile y un signo patente de su vocación: La Cruz. Una cruz-relicario desnuda, coronada de espinas. El símbolo de la redención: “Este es el árbol de la Cruz donde estuvo clavada la redención del mundo…” Venite, adoremus…! Así lo cantamos y proclamamos el Viernes Santo.

            En la Procesión General del Santo Entierro, ese Viernes, esta Hermandad se ubicará detrás de la de los Portadores de Jesús Nazareno y precederá al Cristo de la Expiración.
               El próximo viernes, día 4 de Abril, celebrará su penitencia la Cofradía del Cristo de la Buena Muerte.
                Vuestro, Miguel Mira.
               

           

           


dilluns, 24 de març de 2014

EL PREGÓN, NUESTRO PREGÓN

  Por primera vez en la historia de nuestra Semana Santa fue su pregonero el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Arzobispo de Valencia, quien desde el día 22 de Septiembre de 2.013 le había manifestado a la Comisión de Pregón de la Hermandad de Cofradías su disposición para hacerse cargo de tal encomienda. Este es un testimonio de primera mano y me van a permitir ofrecerles la siguiente crónica:

INICIAMOS LOS ACTOS DE LA PRÓXIMA SEMANA SANTA CON
EL TRADICIONAL PREGÓN

PREGONERO DE 2.014, EXCMO. Y RVDMO. SR. DON CARLOS OSORO SIERRA, ARZOBISPO DE VALENCIA Y VICE-PRESIDENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA
           
            23 de Marzo. A las doce de la mañana, en el atrio de la Iglesia Colegial Basílica de Santa María, recibieron al Sr. Arzobispo de Valencia, D. Carlos Osoro Sierra, el Sr. Abad y Cabildo Colegial, el presidente de  la Hermandad de Cofradías de la Semana Santa de Xàtiva, el Consejo de Pastoral y la representación del Ayuntamiento.
            Una muy buena asistencia.
            Actuó en la introducción del acto Da. Isabel María Cortés, Secretaria de la Hermandad de Cofradías, quien, después de los saludos de rigor, llamó a D. Arturo Climent para que hiciera la presentación del Pregonero. Acabada ésta, al tomar la palabra D. Carlos Osoro, después del obligado saludo protocolario, comenzó con una pregunta, cuya respuesta fue el hilo conductor de todo su extenso parlamento:
            ¿Qué tiene que representar hoy la Semana Santa?
            En la Semana Santa hemos de representar al Dios de la Misericordia. La importancia de sacar a la calle nuestros pasos radica en lo que ellos representan: Dios nos ama, y el camino del hombre es el amor de Dios, que nos regala su misericordia y jamás nos deja solos. Escuchémosle, abrámosle las puertas. Eliminemos pesimismos y quejas y busquemos el abrazo de Dios.
            La presencia de las imágenes en la calle es una provocación a salir de nuestra particular geografía y entrar en otras dimensiones, en otros acentos, que nos invitan a transformar el mundo. Las imágenes nos muestran el amor de Dios y nos recuerdan aquellas palabras del Jordán o del Tabor: Este es mi Hijo amado, escuchadle…
            Reiteró nuestro pregonero el aspecto provocativo de las procesiones de Semana Santa, que han de llamar la atención de que Dios es rico en misericordia; de que Dios es un Dios cercano, un Dios que tiene rostro y es testimonio profundo de la dignidad del ser humano, de su vocación suprema, de la misión que tiene el hombre, y hemos de descubrirlo para hacer presente esa misericordia, que es el atributo más bello de Dios.
            En esa línea, el Señor Arzobispo, hizo mención expresa de la parábola del hijo pródigo o del padre misericordioso, como prefiere él nombrarla, para basar su referencia a la actual situación de la humanidad: salimos de la casa del Padre, le ignoramos, le apartamos, le retiramos…
            Y reiteró cómo en las procesiones se nos sigue llamando para que hablemos del amor que nos tiene el Padre, que permanece fiel, que no nos abandona aunque le demos la espalda y siempre nos espera, siempre sale a nuestro encuentro.
            Denunció cómo hoy el hombre está prescindiendo de Dios y cómo quiere establecer su justicia, ignorando la justicia de Dios, prescindiendo también de ella, cuando en verdad la medida de la justicia es la misericordia. Dejémonos abrazar por Dios, que ese es el mayor bien de la humanidad. El amor es el principal mandamiento cristiano. Y nuestro compromiso es lanzarnos a descubrir el amor que nos une a Dios y al prójimo. Esto es esencial.
            D. Carlos citó a Madre Teresa para referir de  nuevo la trascendencia de la misericordia y el perdón.
            Finalmente, elevó una oración pidiendo que nos alcance la misericordia de Dios y se incremente nuestra fe.
            Para terminar, refirió su gran confianza en María, nuestra Madre, su amor por ella, su agradecimiento, y citó al poeta de su tierra Gerardo Diego, de quien leyó la conocida y hermosa poesía que comienza así:

Dame tu mano, María,
la de las tocas moradas.
Clávame tus siete espadas
en esta carne baldía.
Quiero ir contigo en la impía
tarde negra y amarilla.
Aquí en mi torpe mejilla
quiero ver si se retrata
esa lividez de plata,
esa lágrima que brilla…

            Un pregón que nos invita a meditar ante las negativas actitudes que se patentizan en la sociedad actual y aquellas que los cristianos debemos adoptar, profundizando en el significado de aquello que estamos representando al sacar a la calle nuestras imágenes. Un pregón que debe movernos a reflexión sobre cuál es nuestra postura y cuál debería ser nuestro testimonio.

            El Sr. Arzobispo recibió el agradecimiento de los concurrentes mediante un prolongado aplauso. Después, el Señor Presidente de la Hermandad de Cofradías pronunció unas palabras de agradecimiento, felicitando a D. Carlos por su reciente nombramiento como Vicepresidente de la Conferencia Episcopal, y expresó su deseo de que todos seamos consecuentes con esa fe que decimos profesar.
            Además, la Hermandad de Cofradías obsequió a D. Carlos con una imagen de la Virgen de la Seo con su urna; y se le entregaron unos libros de parte del Excmo. Ayuntamiento: La Historia de Xàtiva y Xàtiva, els Borja.
            Para finalizar el acto, actuó, con el patrocinio del propio Ayuntamiento, el Còr Polifònic Ciutat de Xàtiva, que ofreció un breve concierto de música sacra, con el preciosismo y perfección a que nos tiene acostumbrados, siendo muy aplaudida la interpretación de las obras con que nos deleitó.
            Comimos con el Sr. Arzobispo un buen número de representantes de las distintas cofradías y sus consiliarios, de todos quienes se despidió prácticamente uno por uno, teniendo siempre palabras de cercanía y cordialidad, para desplazarse hasta Alicante, donde había de presidir otros actos relativos a la Santa Faz. El Señor Presidente de la Hermandad, en nombre de ésta, le dedicó unas palabras para decirle que puede contar con nosotros para lo que quiera.
           
            A quienes leáis esta primera crónica de la Semana Santa 2.014, gracias por vuestra atención. Saludos cordiales, Miguel J. Mira.



 

dijous, 20 de març de 2014

ESTAMOS EN VÍSPERAS

   Hemos dejado atrás el bullicio de las fallas, fiestas en las que supuestamente debería honrarse a San José y que tanto distan de esa tradicional devoción, aunque saquemos en procesión su imagen. No obstante, esperemos que no nos lo tome en cuenta.
    Y tras el bullicio, paréntesis de la Cuaresma, los cristianos nos preparamos para las celebraciones del Tríduo Pascual. Como ya es costumbre, la Hermandad de Cofradías de Semana Santa de Xàtiva ha elaborado el programa de actos (que no sabemos cuándo se publicará) y el primero de ellos tendrá lugar el día 23 de Marzo, domingo.
   Hechas las oportunas gestiones, la Comisión de Pregón, consiguió que D. Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Valencia, aceptara la invitación a pregonar nuestra Semana Santa y será él, así pues, quien nos introduzca con su palabra de padre y pastor en este tiempo de reflexión y de renovación.
       Quiero llamar desde aquí a todos cuantos leais este blog para que hagáis lo posible por asistir. El acto será a las doce de la mañana en la Colegiata. Y después habrá un breve concierto coral de música sacra, que interpretará el Cor Polifónic Ciutat de Xàtiva. 
         Así pues, queridos amigos, quedáis emplazados.
       Domingo, 23 de Marzo, 12 horas, en la Iglesia Colegial Basílica de Santa María, PREGÓN DE LA SEMANA SANTA SETABENSE.
         Cordialmente, Miguel Mira