dimecres, 28 de febrer de 2018

NUESTROS ACTOS



I
            Aunque el Pregón de la Semana Santa de Xàtiva no se pronunciará  hasta el próximo viernes, día 2 de Marzo, la verdad es que los actos programados por la Hermandad de Cofradías y por las parroquias de la ciudad ya comenzaron el pasado miércoles 21, al oficiarse la primera Misa Estacional en la Parroquia de Los Santos Juanes. Los fieles llenaron la iglesia, aunque para mi gusto la respuesta de las cofradías no fue tal que nos deslumbrara, sino más bien lo contrario. De todos modos, fue gratificante participar en una eucaristía preparada y celebrada con sencillez, pero en profundidad, en la que, fundamentalmente, la reflexión del celebrante en su homilía, que se repartió por escrito a  los asistentes, no tuvo desperdicio. Además, cuando la celebración está animada por cantos bien interpretados por un coro que de día en día suena con mayor afinación, naturalidad y calidad expresiva, se reza mejor, se interioriza mejor esa oración en la que participamos colectivamente. Al finalizar la celebración, se nos repartió un separador de páginas, en el que se imprimió el lema de esta celebración:   “Señor, acompáñanos en la conversión”.
            Hoy, miércoles 28 de Febrero, haremos estación, si Dios  quiere, en la Parroquia de Ntra. Señora del Carmen. 
II
El concierto

            El domingo, 25 de Febrero, en el Gran Teatro, patrocinado por el Excmo. Ayuntamiento, se celebró el que ya viene siendo tradicional concierto de marchas procesionales por la Sociedad Musical La Nova, cuya banda interpretó un repertorio entreverado de marchas clásicas y de factura reciente. De hecho, tres de las que se estrenaron fueron compuestas por músicos que estaban presentes en la sala.
            Sonó en primer lugar “Solemnidad”, del maestro Pérez Ballester, habitual en nuestras procesiones.
            Las otras composiciones “de las de toda la vida”: Cordero de Dios y Mater Mea (R. Dorado), y Mektub (M. San Miguel), como la rúbrica en el bis: “Nuestro Padre Jesús”, sonaron, como es habitual, con afinación y solemnidad, transportándote a esas noches de traslado por las callejuelas de la parte alta de la ciudad, que te hacen vibrar acompañando a esas imágenes itinerantes de inveterada devoción a Cristo o a María.
            Rafael Sanz Mayor, a quien ya he nombrado en varias ocasiones, porque es el autor de la hermosa marcha “Cristo del Cachorro”, clarinetista de La Nova en activo, nos regaló dos piezas: “Santo entierro” y u n arreglo de “Nessun dorma”. La primera, de corte clásico, perfectamente apta para nuestros desfiles y, entre ellos, claro es, el dela mañana del Viernes Santo, en la que imagino que estaría pensando el compositor cuanto la escribió.
Me gustó.
            El arreglo de la célebre aria de la ópera Turandot (Puccini), es una pieza escrita para lucimiento del solista de trompeta; en este caso, María, ya que asume el papel del tenor, que le hemos oído tantas veces a Pavarotti. No creo que sea apropiada para interpretarla en la calle, lo cual no quiere decir que no sea meritorio el trabajo de Sanz Mayor ni que la solista no estuviera a la altura, superando el reto que se le propuso con buena nota. En cualquier caso, para mi gusto, aunque ni soy musicólogo ni siquiera puedo presumir más que de ser un melómano de baja intensidad, para mi gusto, digo, el punto álgido del aria, cuando el tenor canta el vehemente ¡ Vinceró…!  hubiera resultado  de mayor efecto si se “cantara” como un “tutti” (que alguien me corrija si he dicho una barbaridad). Encomiable esfuerzo el del autor, al que le pido disculpas por mi atrevimiento, y el de la solista.
            “Llena eres de gracia” es una marcha compuesta por el maestro E. Peris. A mí personalmente, dicho sea como mero comentario y sin ánimo crítico, no me acabó de convencer como “procesionable”; quizá porque yo sea un clasicón; no le encontré el empaque de aquellas otras que nunca nos cansamos de oir. Como ya he dicho, el autor estaba en la sala y fue muy aplaudido.
            Tuvimos oportunidad de escuchar también la famosa “Soleá, dame la mano”, elevada quasi a la categoría de himno en Sevilla. Indiscutiblemente, refleja aquella idiosincrasia, y también habrá que ver si la banda se atreve a ofrecerla en la calle. Quizá sí. Veremos.
            Tal vez habría que replantearse si estos conciertos han de ofrecerse porque sí, aun a pesar de que la recaudación se destine a fines sociales por la Hermandad de Cofradías. No lo sé. Al fin y a la postre, ¡Son tantas las cosas sobre las que tendríamos que pararnos a pensar! Como, por ejemplo, estudiar detenidamente la Carta Pastoral del Cardenal Cañizares a las Cofradías, que mencionó el presentador del concierto, Sr. Segarra, para aludir a la parte laudatoria… Porque la carta es clara, directa, exigente e interpelante… Tendíamos que leerla despacio y comparar lo que son nuestras costumbres y ver si la religiosidad popular a la que se refieren el Papa Francisco y el Arzobispo son el modelo que seguimos o se requiere dar una vueltecita de tuerca.

            Esta es mi opinión personal, como siempre, y soy su único responsable.

            Vuestro, Miguel J. Mira

             

diumenge, 4 de febrer de 2018

YA ES TIEMPO DE VOLVER



YA ESTÁ EN PUERTAS…

               Así es. Tenemos cerca la Cuaresma, precursora de la representación de los misterios de la redención. El Miércoles de Ceniza comenzamos  recordar nuestra fragilidad, nuestra transitoriedad, pero también nos invitará a la conversión, más bien nos recordar nuestra vinculación a la Palabra de Dios, como a sí mismo se recordaba San Pablo ¡Hay de mí si no evangelizare! Es nuestro compromiso.
               Nuestra Hermandad de Cofradías dará comienzo a sus actos públicos con el Pregón de la Semana Santa y, así, el día 2 de Marzo, en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen, D. Juan Vaello Cambra dará voz al grito que pende sobre los cristianos, llamando a la conversión a la exteriorización de esa fe que nos honramos en profesar.
               Pronto tendremos también en nuestras manos el  programa de actos previstos por la Hermandad, con algunas variaciones obligadas ante la coincidencia de los festejos falleros. Tal vez puedan estar disponibles los libros que edita la propia Hermandad, en el primer año de trabajo de la renovada comisión de Publicidad. Ciertamente, es loable su propósito renovador, que probablemente no dará plenamente  todavía sus frutos este año, si bien cuenta con un voto de confianza para en adelante.
               Algunos retos se nos presentan, de los que nos haremos eco más adelante.
               En fin, reaparece el tiempo de reflexión, que casi debería ser como un rendir cuentas de cuanto se haya o no se haya hecho durante el año ya consumido. Una reflexión que ponga al descubierto si nos basta con sacar a la calle nuestras preciosas imágenes al efecto de cumplir la tradición, la costumbre, la rutina, el espectáculo, o más bien –como deberíamos- estamos pensando en aquel ¡Ay de mí, si no evangelizare! De San Pablo en su carta a los Corintios…
               Recomencemos la andadura en la paz de Cristo.
               Vuestro, Miguel Mira